En 2014, Grace Milena Quintero Salazar y Eduardo Andrés Moreno Castro, recibieron el título como Maestros Audiovisuales de la Universidad Autónoma de Bucaramanga.

Luego de tres años, en 2018, esta pareja de novios decidió emprender una nueva aventura académica, así que ambos se matricularon en la maestría Media Art Design de la Universidad Bauhaus-Weimar, en Alemania.

Este año, los dos han sido escogidos para coordinar la exhibición de la muestra de realizadores colombianos en el Backup & Beyond Festival 2019, pues según su Professor Wolfgang Kissel, “no fue la Bauhaus quien buscó a Colombia, sino Colombia quien encontró la Bauhaus”.

El Festival se llevará a cabo desde el 27 de Noviembre hasta el 2 de Diciembre de este año, en E-werk y Lichthouse Kino en la ciudad de Weimar.  En esta ocasión, el país invitado ha sido Colombia, debido a que una gran población nuestra se encuentra en esta ciudad alemana.

Quintero Salazar y Moreno Castro cuentan en la siguiente entrevista cómo ha sido esta experiencia y qué sienten al ser elegidos para asumir un nuevo reto.

¿Cómo llegaron allá y por qué decidieron estudiarla en la Bauhaus?

Buscando opciones para continuar con nuestros estudios descubrimos diferentes programas que nos interesaban tanto a nivel nacional, como internacional. Gratamente dimos con el programa de la maestría en la Universidad Bauhaus-Weimar. Al descubrir el programa, nos encantó el hecho de que la maestría entera se basa en descubrir nuevas técnicas, experimentar, tratar de buscar un nuevo camino en el mundo artístico, con la facilidad que ofrece tener el respaldo de una Universidad. Pensamos mucho en qué futuro queríamos para nosotros y las opciones que nos ofrecía Colombia, y en un acto de valentía decidimos emprender el camino de venir a Alemania para continuar con nuestros estudios.

¿Qué ha sido lo más difícil en este nuevo proceso de aprendizaje?

Realmente la técnica de nuestra maestría es muy parecida a la de la UNAB. Aprendemos los primeros meses del semestre acerca de técnica y teoría, y luego es cuestión de cada uno experimentar y desarrollar algún tipo de proyecto. Así aprendimos en nuestro pregrado, y así continuamos en el proceso de la maestría. Conocemos personas de otras partes de Colombia a quienes se les ha dificultado más adaptarse a esta técnica de “experimentar libremente”, ya que ellos están acostumbrados a una técnica más tradicional, algo “vieja escuela”.

Para nosotros lo más difícil de toda esta experiencia ha sido el idioma. Para nadie es un secreto que el alemán es mucho más difícil que el inglés, y hasta más difícil que el español. Nosotros tenemos sustantivos femeninos y masculinos en español (la casa, el perro); el alemán tiene tres: femenino, masculino y neutro, y múltiples declinaciones y formas gramaticales. Sin embargo, la maestría ofrece cursos en inglés, lo que ha facilitado nuestro proceso.

¿Consideran que su formación en la UNAB los preparó para este nuevo camino que decidieron tomar?

Sí, como lo dijimos anteriormente, la maestría tiene una técnica de enseñanza muy parecida a la de la UNAB. La diferencia es que aquí, artistas de diferentes campos se reúnen para realizar y complementar los proyectos para tener un mayor criterio profesional. La formación de la UNAB nos ha servido para tener las bases audiovisuales para llegar a este lugar a experimentar nuevas formas narrativas.

¿Qué planes tienen una vez terminen la maestría?

Nos gustaría seguir estudiando. Alemania tiene muchas opciones de estudios las cuales nos llaman la atención. Pero aún estamos descubriendo nuestro camino, ya que realmente son muchas las opciones para profundizar una investigación de doctorado. Por ahora la realidad virtual, las experiencias inmersivas y el rol del audiovisual en las mismas nuevas tecnologías son bastante llamativas.

¿Cuál es el mayor reto al asumir la coordinación del Festival Backup and Beyond?

La coordinación del festival es un reto que demanda tiempo, lidiar con la organización de diferentes eventos, buscar los patrocinios económicos y coordinar la agenda del mismo puede convertirse en una tarea estresante al tener en cuenta que el apoyo gubernamental por parte de Colombia es nulo, y las distancias son enormes, por lo tanto, el desplazamiento de invitados es costoso y complicado. También manejar el tiempo entre nuestros trabajos como animadores/realizadores audiovisuales, en conjunto con los estudios en otras áreas y el tiempo que puede consumir el festival ha resultado una actividad en la cual se debe ser delicado al trazar los tiempos, pues dicha tarea usualmente no tiene un limite de tiempo definido, podría ser 1 o 10 horas al día.

¿Qué mensaje les darían a los jóvenes estudiantes que sueñan con salir del país para cumplir sus metas?

Soñar es el primer paso, pero de sueños no podemos vivir. Nuestro consejo es moverse, averiguar, buscar la forma de cumplir ese sueño. Alemania es un excelente país, aunque lleno de burocracia y esto a muchas personas les desilusiona eso. Gracias a nuestra reputación internacional -por guerra y narcotráfico- a los colombianos siempre nos ponen más requisitos que a muchos otros países. El proceso de salir del país está rodeado de muchos retos, para nosotros como colombianos no es tan fácil el asunto; sin embargo, no es imposible. Si el sueño de muchos es salir del país, sepan que van a encontrar muchos retos, pero se debe tener en cuenta el objetivo final.

Tabla Técnica

Autor 
Fecha 
Mayo 13, 2019
Tipo 
Noticia