Cuando un estudiante ingresa a un programa de formación Dual, sabe que tendrá un aprendizaje en dos lugares: la universidad y la empresa.

Y es precisamente esa alianza lo que les brinda herramientas únicas a los futuros profesionales, pues gracias al trabajo articulado entre la academia y el sector empresarial, se fortalece el capital humano con experiencia.

“Las empresas le aportan a los futuros graduados conocimientos y aptitudes en el sector económico en el cual se desarrolla la compañía, experiencia certificada en su hoja de vida para su ejercicio profesional y un capital relacional importante para su vida laboral”, señala Andrea Carolina Silva Niño, directora de Formación Dual Universitaria de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB).

En los 15 años, que cumple en 2019 el programa de formación Dual en la UNAB, más de 250 empresas, con un campo de acción a nivel nacional e internacional, han vivido la experiencia de tener a un estudiante Dual con una experiencia exitosa de formación.

Actualmente, cuenta con cerca de 90 empresas activas como escenarios de práctica para sus estudiantes, cumpliendo con un nivel de satisfacción superior al 95% con el proceso de formación dual.

Rayco, Cajasan, Distraves, Incubadora de Santander, Grupo Empresarial RedCol, Fundación Cardiovascular de Colombia, ESSI y Servientrega, son algunas de las empresas que se han comprometido con este proceso de formación en Santander.

A la fecha, tres organizaciones santandereanas han obtenido la distinción Dualer Partner: Distraves (Dualer Partner Excellence), Kikes (Dualer Partner Senior) y RedCol (Dualer Partner Mentor).

En la siguiente infografía destacamos el papel que han tenido las empresas dentro de la formación Dual que ofrece la UNAB.

Tabla Técnica