Decanos de las facultades de Administración de Empresas del país, analizaron los retos que enfrenta esta carrera profesional, una de las de mayor demanda en el país. La discusión se centró en la transformación que se debe hacer en la academia para graduar administradores que ayuden al desarrollo de la economía.

La discusión se dio en el más reciente consejo directivo nacional de la Asociación Colombiana de Facultades de Administración, Ascolfa, realizado en la Universidad Autónoma de Bucaramanga.  Allí, Integrantes de los seis capítulos de la asociación (Oriente, Caribe, Centro, Suroccidente, Bogotá y Antioquia) se reunieron para compartir sus experiencias y conmemorar el Día del Administrador de Empresas con actividades académicas.

“El consejo está permanentemente dando línea sobre mejores prácticas, procesos regulatorios y normativos que tengan que ver con la educación superior y más específicamente con la formación en administración. Ahora estamos empezando a hablar de acreditaciones y certificaciones internacionales, porque es un tema que cada vez está preocupando más a las escuelas de administración”, declaró Eric Fernando Rodríguez, decano de la Facultad de Administración de la Universidad de Los Andes.

Para Rubén Darío Echeverry Romero, decano de la Facultad de Administración de la Universidad del Valle y presidente de Ascolfa, “el reto más importante que enfrentan las universidades es transformar lo que enseñamos y la manera cómo lo enseñamos. La disciplina administrativa nació con ciertas condiciones de desarrollo económico y social y las condiciones han cambiado radicalmente, por eso creo que debemos hacer énfasis en lo que se conoce como habilidades blandas, más que en las competencias duras. Hablo de pensamiento crítico, razonamiento analítico, capacidad de discernimiento y toma de decisiones, eso hará la diferencia en todos los profesionales, pero particularmente en los administradores de empresas”.

Respecto al emprendimiento, los decanos concuerdan en que es necesario entender el término en el sentido más amplio de la palabra, pues un emprendedor no es solo aquel que tiene su propio negocio y es su propio jefe. “Hay emprendedores al interior de las empresas, que son aquellos innovadores que tienen una visión y hacen las cosas de manera distinta. Lo más importante es formar profesionales para que desarrollen esa capacidad de entender, de buscar soluciones, no necesariamente con empresas sino impactando y mejorando lo que existe”, aseguró Gisele Becerra Plaza, directora ejecutiva de Ascolfa.

“Si bien hay emprendimiento que son exitosos hay una gran cantidad que no tienen una durabilidad en el tiempo y son transitorios. Por un lado hay que formar en emprendimiento pero por el otro hay que hacer cosas para que ese emprendimiento sea sostenible y duradero”, agregó Echeverry Romero.

La Universidad Autónoma de Bucaramanga es integrante de Ascolfa y actualmente el decano de la Facultad de Ciencias Administrativas y Contables, Jorge Raúl Serrano Díaz es el presidente del Capítulo Oriente, que congrega a 17 instituciones educativas de Bucaramanga, Pamplona, Cúcuta, Ocaña, Barrancabermeja y San Gil.